Arrendamiento de inmuebles. Actividad económica.

Volvemos al criterio de 2016. La DGT, en la reciente consulta vinculante V0090-24, flexibiliza y vuelve a admitir la externalización de la «persona empleada con contrato laboral y jornada completa».

Recordemos que, para que un contribuyente del Impuesto sobre Sociedades (IS) se considere que está realizando una actividad económica, es necesario que disponga de «una persona empleada con contrato laboral y jornada completa». Este requisito ha sido muy rígido en cuanto a la literalidad de la normativa, llegando la DGT a considerar el incumplimiento en situaciones, en nuestra opinión, absurdas (e.g. dos personas a media jornada).

Pues bien, con la mencionada consulta V0090-24, la DGT vuelve a admitir que dicho requisito pueda cumplirse a través un contrato de gestión con un tercero profesional, especializado en la gestión inmobiliaria. Es decir, ya no será necesario que tengamos contratado directamente a una persona sino que podremos contratar a un profesional externo y/o sociedad especializada.

Por supuesto, no hay que olvidar la necesidad de que la actividad y el volumen de trabajo, justifique dicha contratación.